Sobre la invitación a Amaia Hervás y Antoni Dedeu y la Mesa Redonda sobre Evidencia Científica. 

Photo by Sebastien Gabriel on Unsplash

A la invitación a Amaia Hervás a participar en la mesa redonda sobre la evidencia científica en los diagnósticos y tratamientos en la adolescencia y la edad adulta, que hemos previsto para el Foro internacional sobre autismo del próximo 7 de abril, la psiquiatra Hervás nos respondió con el mail que publicamos en este Cuaderno.

Amaia Hervás es psiquiatra jefe de la unidad de salud mental infantojuvenil del Hospital universitario Mútua de Terrassa, y es la actual responsable de formar a los profesionales de los Centros de salud mental infanto juvenil y de los Centros de desarrollo y atención precoz de Catalunya, en los tests de diagnóstico para el autismo.

Su defensa de estos tests para la infancia parten de una idea sobre las causas del autismo y de ahí se proponen los métodos cognitivo-conductuales para el tratamiento de los niños con autismo… Pero desconocemos cuál es su propuesta para la adolescencia y la edad adulta, sobretodo para aquellos casos que no responden a la aplicación de las técnicas de reeducación. En su respuesta, su invitación al diálogo entre profesionales y abordajes diversos del autismo nos permite esperar otras ocasiones en las que conversar con ella sobre estas cuestiones.

¿Cómo tratar lo que se resiste en cada sujeto autista a toda intervención directa de los profesionales que se dirigen a él? Las políticas que intentan regular los modelos educativos, sanitarios y sociales se lanzan a menudo, en algunos paises, a convertir en ley temas como el autismo, sin que se lleve a cabo un debate riguroso entre profesionales.

Pero además, la investigación científica sobre la etiología sirve a menudo de coartada para evitar debates y complejidades.

Por ello hemos invitado al sr. Antoni Dedeu, director del AQuAs, la Agencia de cualidad y evaluación sanitarias de Calalunya, que ha aceptado amablemente nuesta invitación y participará así en la mesa redonda sobre la evidencia científica en las investigaciones sobre autismo.

Es de hecho, esta agencia, la que emitió en 2010 un Informe acerca del “Conocimiento científico sobre la detección, el diagnóstico y el tratamiento del Trastorno del Espectro Autista”, en el que se concluía lo siguiente:

“La evidencia científica es pobre en cuanto a la eficacia/efectividad/seguridad de las diferentes intervenciones no farmacológicas. Hay una gran variedad de intervenciones, algunas de las cuales han demostrado eficacia en cierta sintomatología. Sin embargo, no hay suficiente evidencia científica que demuestre su efectividad.”

Siete años después, el Departamento de sanidad de la Generalitat de Catalunya ha solicitado un nuevo infome a esta agencia (AQuAs) con el objetivo de verificar si se dispone hoy de una mayor evidencia científica al respecto. Conversaremos con el sr. Dedeu sobre esta cuestión después de agradecerle su generosidad en conversar con nosotros acerca de la conocida “evidencia científica”, una expresión usada en la batalla del autismo en múltiples paises, que no siempre hace honor a la ciencia seria que esperamos.

A %d blogueros les gusta esto: